Wednesday, February 10, 2016

Dile NO!!! a San Valentin

COMUNIDAD DE GUERREROS ESPIRITUALES
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé


Amor al estilo Hebreo versus Amor al estilo Griego-Romano

El 14 de Febrero....se celebra a EROS (CUPIDO), el dios griego-romano del amor. En cuestiones de pareja, ya sabemos la historia: CUPIDO revolotea con sus alas, le dispara una flecha a un hombre y a una mujer, ¡y listo!, están enamorados. Cupido es un paradigma en nuestra cultura occidental.

Y aunque me consideren exagerada, CUPIDO es un DEMONIO de seducción, encanto y fascinación y él engaña, haciendo creer a la gente que el amor es un suceso místico, algo que simplemente puede ocurrir o no. No cabe allí la racionalización y es más fuerte que el sentido común. Por ello es que no hacemos ningún esfuerzo para amar a nadie, sólo esperamos que "nos pase". Y ése es el gran problema nuestro: que NO PONEMOS ni ESFUERZO ni DECISIÓN y muy especialmente sucede en nuestra relación de pareja.

Para el mundo occidental, el amor es un golpe del destino. No hay una explicación lógica. No hay un esfuerzo involucrado. El amor NO se basa en compromiso ni en ningún entendimiento profundo de la persona que amas. Te flecharon y ya no puedes hacer nada. De allí que al cabo de unos años de casados, cuando ya ha pasado el "efecto CUPIDO", 
el hombre dice: - CÓMO ES QUE ME CASÉ CON ÉSTA BRUJA?? -
O la mujer : -COMO ME VINE A ENAMORAR DE ÉSTE DESGRACIADO ??-
Uno sencillamente no se explica cómo pudo haberse involucrado con una persona tan indeseable.
 Y es porque estaba hechizado/a, bajo la influencia del demonio de CUPIDO.

En el estilo de amor griego-romano/occidental, dos personas se enamoran y se casan y a veces en contra de todo consejo y súplica de los padres que desde afuera ven lo terrible de lo que se viene. Simplemente ocurre que los dos  “se enamoran”, como si fuesen víctimas. 
No hubo una elección o entendimiento en absoluto, e inclusive éste demonio normalmente "maneja"  la voluntad, como si uno fuera víctima del destino. En muchas ocasiones la persona sabe que su pareja no le conviene en absoluto pero tiene una "atracción" desenfrenada hacia él o ella. Ésta es la base firme para el abuso, manipulación, violencia y divorcio posteriores en los hogares.

No es sorprendente que ésta filosofía haya producido una sociedad con una tasa de divorcio de más del 60%. Hoy día mucha gente cada vez está mas lejos de entender el mandamiento de Dios de cómo se debe amar, por eso hay muchas crisis en las familias, en el matrimonio y en la sociedad. 
El amor occidental es terrenal y puramente humano, extremadamente inestable y débil, resultado de que no se entiende o no se conoce el concepto del amor bíblico y más específicamente el de la Toráh.

En la cultura hebrea los niños que son enseñados bajo la Toráh son adiestrados para entender y apreciar las virtudes de otras personas. Son adiestrados para aceptar al otro y tratar de la mejor manera posible una relación ya sea de amistad, ya sea de pareja. Ellos NO CREEN en el amor o en el flechazo a primera vista, sencillamente porque eso no es parte de su enseñanza bíblica, no es algo que puedan considerar. Por lo tanto, la mente hebrea está programada según el concepto correcto del amor. Los padres educan a sus hijos desde pequeños y les enseñan que el amor es decisión, entendimiento y esfuerzo y no el resultado de una "atracción" desenfrenada del momento. 
Los hebreos enseñan a construir el amor con el trato y la convivencia, por tanto la atracción, la pasión y el enamoramiento se pueden volver intensos al paso del tiempo. También les enseñan
 a sus hijos que tengan un amor responsable y con compromiso. 
De allí que los padres elegían (y muchos aún eligen) al esposo o a la esposa de sus hijos y éstos contraían matrimonios sin conocerse, y SIN OPONERSE, pues ellos sabían que debían ejercitar el amor para llegar a amar a su esposo o a su esposa que eligieron sus padres. Un ejemplo bíblico es la historia de Isaac y de Rebeca. Para la mentalidad hebrea amar es: 
DECISIÓN, ENTENDIMIENTO, ESFUERZO Y RESPONSABILIDAD y lastimosamente para nosotros la cosa no funciona así. En nuestra cultura la mayoría de los jóvenes se casan y al menor problema se divorcian, no ponen ni decisión, ni esfuerzo para que el matrimonio sobreviva, por eso hoy día prefieren nomás ir a vivir juntos, por si acaso..... Veamos uno de los muchos versículos, lo que dice la Toráh :

16 No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Yáhweh. 17 No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado.18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a tí mismo. Yo Yáhweh. (Lev 19:16-18)

Para desarrollar el sentimiento de amor, la Toráh nos OBLIGA a no guardar rencor, nos obliga a no vengarnos y nos obliga a enfocarnos en las virtudes de los demás. Consecuentemente los amaremos. Y cuanto más íntimamente conozcamos a alguien y sus virtudes, más profundo será nuestro amor. De allí que amar a alguien requiere entendimiento. No estamos diciendo 
que entre los hebreos no hay divorcio, pues sí también los hay, sencillamente estamos ilustrando que las mentalidades de ellos y la nuestra son opuestas y consecuentemente los resultados van
 a ser muy diferentes. Para los hebreos AMAR no es emoción ni sentimentalismo, es una decisión. Yáhweh quiere que sepamos que amar es DECIDIR. Y es obvio, porque si le queremos obedecer, entonces debemos tomar la decisión de amar y no sólo éso, primeramente, Él nos manda (nos obliga) que le amemos a Él con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra alma y con toda nuestra mente. (Deuteronomio 6:5)
Sin embargo éstos conceptos se entienden pero, son bien difíciles de aplicar (por no decir imposible) para nosotros los occidentales. El Señor dice que conoceremos la VERDAD y la VERDAD nos hará libres. Y todavía nos falta demasiado por aprender, si ni siquiera entendemos cómo Dios quiere que amemos. Sólo su Palabra, su TORÁH, Antiguo y Nuevo Testamento pueden enseñarnos lo que es el amor en la óptica correcta, porque DIOS es AMOR y no Cupido.

Decir en el día de san Valentín "-para mí no significa eso, yo lo celebro muy cristianamente, yo celebro al AMOR-" o decir " -Yo no celebro a Cupido, yo celebro a Jesús, Jesús es amor -" son sólo excusas y SOBERBIA para tratar de redimir una celebración QUE NO ES REDIMIBLE. No importa qué tan buena intención haya, el 14 de febrero fue consagrado al dios griego-romano del amor Eros (Cupido), y nuestro Altisímo Señor lo abomina. Éste demonio no deja de influenciar en la mente occidental atando almas y destruyendo matrimonios, es porque año tras año se le celebra (HASTA EN LAS IGLESIAS!!); y constantemente se lo invoca.

Prohíba a Cupido que entre en su casa, haga guerra espiritual contra él y que nunca toque la mente de sus hijos. Desde ahora enseñe a sus hijos la Palabra de Dios, estudie la TORAH, los escritos y profetas para entender cómo Dios quiere que amemos. Enseñe a sus hijos que amar no es atracción fatal o flechazo a primera vista o cosquillas en el estómago. Enseñe a sus hijos a mirar la familia y la historia de su prometido o prometida, que tengan capacidad de análisis (entendimiento), que disciernan los valores morales, la fé, qué vida espiritual llevan, el pasado familiar, los traumas, el trato familiar, pues ésto tiene un peso definitivo a la hora del matrimonio. Y no permita que le digan que cuando se casen él o ella van a cambiar, porque la verdad es que al paso del tiempo los problemas internos en las personas se empeoran agudamente, sin Dios nunca mejoran.  El matrimonio es un viaje sin retorno y uno no puede tomar una decisión de vida tan alocadamente cegado por la "pasión y el entusiasmo".

Y si uno de sus hijos se encuentra en ésta situación, enredado con alguien indeseable, sin fuerzas para salir de ésa relación, entonces minístrele con urgencia LIBERACIÓN, antes de que sea demasiado tarde, ya que su hij@ podría estar bajo el hechizo de éste demonio. Así que éste 14 de febrero que pase de largo.....mi casa y yo, NO vamos a celebrar a Cupido.


1Corintios 13:1-7 es el texto más importante que enseña al hombre como amar desde la perspectiva HEBREA o de Dios mismo. El tema del AMOR es el tema más importante en las escrituras porque el amor define a Dios mismo, su grandeza, su gloria y el motivo de ser de las Sagradas Escrituras. Somos seres creados para amar. El amor imparte vida a la humanidad. 
SI NO HAY AMOR, NO HAY VIDA.

En éste estudio vamos a ver cuándo yo soy alguien para Dios y cuando NO soy nadie para Dios. 
Los dones, las riquezas, la fé, el conocimiento y los sacrificios más grandes de nada sirven si no tenemos amor. Y en segundo lugar, la definición completa y exacta del AMOR. Los componentes de un amor perfecto y completo, la definición HEBREA del AMOR  a la manera Dios. Lo que espera Dios que hagamos cuando decimos que amamos.  Éste estudio es válido para las relaciones de pareja y también para la de los demás.

1 Corintios 13:1-7Reina-Valera 1960 (RVR1960)
La preeminencia del amor
13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

***Ni todos los dones, ni toda la fe, ni todo el conocimiento o preparación académica, ni toda la riqueza, ni el mayor sacrificio de tu vida DE NADA SIRVEN para Dios si NO hay amor.

1) EL AMOR TODO LO SUFRE
La frase “todo lo sufre”  Es dispuesto a permanecer amando a pesar de las circunstancias difíciles. 
El amor verdadero es sufrido. La mejor traducción es longánime, que quiere decir que permanece constante a pesar de la oposición. Por eso en el día del pacto matrimonial prometemos en la pobreza
 y en la riqueza, en la salud y en la enfermedad, en las buenas y en las malas, en los tiempos difíciles y de gran oposición el amor debe ser sólido para poder resistir y sostenerse.  Y lo mismo es para con los hijos, cuando los padres sufren por los hijos que están con situaciones o actitudes, el amor todo lo sufre y lo soporta y si no hay amor, entonces no puede sufrir, porque no es posible sufrir por alguien si no hay amor.

El amor verdadero es capaz de sufrirlo todo. Enfermedades, problemas, crisis, defectos, conflictos, debilidades, pecados, etc.  El amor verdadero es SACRIFICIAL y no se basa en las emociones, sino es carácter transformado por la palabra de Dios y la llenura constante de poder del Rúaj Hacodesh (Espíritu Santo) en la vida de un creyente que busca conformarse a la imagen de Yeshúa.
3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Yeshúa HaMashiaj. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. (2 Timoteo 2:3-4)

12 Si otros participan de este derecho sobre vosotros (derecho de recibir ofrendas), ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio del Mesías. (1Corintios 9:12)
Todo lo hicieron por amor, porque el amor soporta todas las cosas.

2) EL AMOR ES BENIGNO
Algo mas que caracteriza al amor es que es benigno, que significa bueno, gentil, benevolente y caritativo a pesar de la ingratitud. Siempre busca lo mejor para la persona amada, lo mejor para su desarrollo y su crecimiento. Se preocupa de que la otra persona se sienta bien. Le interesa sus deseos, y su bienestar emocional: el amor es gentil. Está pendiente siempre de que todo esté bien. Busca agradar aunque sea a pesar de sí mismo y ésto se comprende cuando hay gustos muy diferentes, por ejemplo, el que ama accede para consentir al otro en detalles, en gustos.

3) EL AMOR NO TIENE ENVIDIA
La fuente o la raíz de la envidia son los celos, por allí comienza la envidia. Y los celos son obras de la carne, el resultado de no vivir una vida en el espíritu. Una persona genuinamente espiritual no es celosa, y no es envidiosa porque no se le dá lugar. Santiago 3:14-16
“Pero si ustedes tienen envidias amargas  y rivalidades en el corazón, dejen de presumir y de faltar a la verdad. Esa no es la sabiduría que desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente 
humana y diabólica. Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas.”

La fuente de los celos y envidias es la carne, la vieja naturaleza. La envidia usa mucho el disimulo, el fingimiento y la hipocresía. NUNCA vas a ver una persona que es abiertamente envidiosa. Una amistad con una persona envidiosa es una mentira, por eso dice la palabra: "dejen de presumir espiritualidad  y faltar a la verdad". En las iglesias se dá con mucha frecuencia el amor fingido, por causa de la envidia, ésto delante del Señor es vivir una mentira.
Cuando hay envidias, te alegras cuando yo sufro y tú sufres cuando yo estoy contento, precisamente lo contrario a lo que la Palabra de Dios ordena "26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan." (1Corintios 12:26). En cambio, y puesto que el amor no tiene envidia, cuando tu amas, estás contento cuando yo estoy contento y sufres cuando yo estoy sufriendo porque amor siempre busca las bendiciones para la otra persona.

4) EL AMOR NO ES JACTANCIOSO o el amor no es alzado.
 Es ese tipo de comportamiento que dice constantemente “Yo hice, Yo tengo, Yo soy....etc.” 
La palabra “Yo” es usada frecuentemente por el jactancioso. Yo ayudé y dí tantos miles de dólares, les gusta jactarse de sus obras. Son personas muy centradas en sí mismas.

"Yo soy un Doctor en la Palabra", dando a entender que valen más que tú porque probablemente tú no has hecho “tanto”. Sin embargo, cuando en verdad amamos, no nos “alzamos” porque reconocemos que no hay nada que nos haga ser diferentes de los otros hermanos.
1 de Corintios 4:7 “Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?” Todo lo que tenemos nos ha sido dado por el Señor. Nosotros no lo logramos por nosotros mismos.  Es por eso que no tenemos derecho de jactarnos en nada ni nadie mas que en el Señor. “EL QUE SE GLORIA GLORÍESE EN EL SEÑOR” 1Cor 1:31

Entonces, ¿nos gloriaremos en nuestras habilidades, dones, valor o incluso devoción?  No, si amamos de la manera correcta. Porque si amamos, nos gloriaremos en el Señor y solamente en Él. No es jactancioso, significa que no actúes como si tú fueses mejor, mas sabio, mas maduro o superior en algún sentido a la persona amada. No compitas, no hagas de menos al ser amado. 
El amor verdadero no es jactancioso, no se envanece, ni usa sus galardones, conocimiento, experiencia, recursos u otra cosa para imponerse sobre la persona amada. El amor es humilde.

5) EL AMOR NO SE ENVANECE
Otra cosa que el amor no hace es envanecerse.  “Envanecerse” literalmente significa “inflarse, hincharse” y su raíz obviamente es el orgullo. Es muy raro ver a personas con una alta formación académica que no estén envanecidas. Cuanto más conocimiento humano, más difícil será para ésta persona el conocimiento de las cosas espirituales, porque son "locura" para el o para ella.

1 Corintios 8:1-3
“En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él.”

El conocimiento mental envanece. No estudiamos la Biblia solo para adquirir conocimiento mental sino para conocer a Dios, quien se revela a sí mismo en ella. Como en 1Juan 4:8 dice: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” Si no conocemos a Dios, entonces siempre viviremos con un amor distorsionado, humano, terrenal, fuera del propósito de Dios.
Sin amor no vamos a conocer a Dios, aunque estemos llenos de conocimiento mental y lo único que hace ésta vanidad es destruir las relaciones con los demás. Cuantas veces vemos que una persona es despreciada porque no tiene preparación o educación, y a veces dentro del mismo matrimonio. Acaso a veces un cónyuge dice al otro: No sirves para nada! Si el conocimiento no está acompañado de amor entonces el resultado es envanecerse, precisamente lo contrario a lo que el amor es.

Filipenses 2:3Reina-Valera 1960 (RVR1960)
3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.....

6 ) EL AMOR NO HACE NADA INDEBIDO
Otra cosa que el amor no hace es comportarse “indebidamente”. La palabra “indebidamente” 
significa “comportarse de forma indecorosa, vacío de conducta propia, actuar con deformidad moral”.  Muchas veces se justifican las groserías y las ofensas de una persona celosa, diciendo: es que él o ella es así porque me ama, es que me pega porque me ama, me cela porque me ama, es que nomas no sabe demostrar su amor, pero de verdad, me ama. Es que él es infiel, pero en realidad me ama porque siempre vuelve conmigo.  Hay esposos que obligan a sus esposas a cosas terribles en la intimidad, eso NO es amor. Y ésta conducta también afecta a los amigos. Un amigo no puede obligar a mentir, a robar o a involucrar en algo malo a la persona que ama. Una persona que te influye para cosas malas NO ES TU AMIGO y no te ama.

7) EL AMOR NO BUSCA LO SUYO
Otra cosa que el amor no hace es buscar lo suyo. No busca agradarse a sí mismo, no busca su propio beneficio, ni su propio bien, ni lo que le conviene.

1 Corintios 10:23-24
“Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.”

Juan 12:25-26
“El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida 5 en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. 
Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.”

No busques tu propia satisfacción, felicidad, comodidad y deseo. El amor verdadero se entrega por la otra persona. Encuentra gozo en ver que la otra persona es bendecida, crece, madura, avanza. Si no eres capaz de permanecer en oración e intercesión constante por la persona amada, entonces no la amas verdaderamente. El amor no busca su propio beneficio.

8) EL AMOR NO SE IRRITA, ésto es el amor es paciente.
No te equivoques: si no puedes soportar con paciencia los errores de la persona que amas, entonces no la amas. El amor verdadero no se irrita, no pierde la paciencia, no critica, sino entiende que tanto esa persona como tú son pecadores propensos a fallar. El amor verdadero cubre multitud de pecados y tiene un alto grado de tolerancia.

9) EL AMOR NO GUARDA RENCOR
 No guardes la cuenta de las ofensas que has recibido de la persona que dices amar. Si no eres capaz de perdonar y restaurar la relación, si siempre guardas recelos, temores, desconfianza, entonces no amas verdaderamente. El amor verdadero no guarda rencor. La mejor traducción es que el amor no guarda un registro de las ofensas recibidas, sino que perdona completamente. Perdona porque ama y ama aunque no encuentre respuesta. Algunas veces la gente del mundo planea por años cómo vengarse de alguien que les hizo daño, ésto sucede porque no han resuelto el rencor.
Nosotros tenemos que decidir no tomar revancha contra nadie, para poder disipar (matar) el rencor dentro nuestro. El rencor y la venganza, o perdonar (amor) son decisiones que debemos tomar y debemos manejar estos sentimientos y no ellos a nosotros.

10)  EL AMOR NO SE GOZA DE LA INJUSTICIA, MÁS SE GOZA DE LA VERDAD.
Aplicando bien literalmente ésta afirmación, sabemos en Juan 17:17 que la verdad es la Palabra de Dios, y más específicamente cuando se dice la palabra VERDAD, se refiere a la TORÁH.
142 Tu justicia es justicia eterna, Y tu LEY la VERDAD. (Salmos 119:142)
Cualquier cosa que esté en su contra es, injusticia. Así que, de acuerdo al pasaje, el amor se regocija con la verdad, la Palabra de Dios, y no con lo que está en contra suya, lo cual es injusticia. De allí que una persona que NO conoce la Palabra, no puede tener un amor pleno ni perfeccionado. El amor sólo se PERFECCIONA a través del conocimiento de la Palabra.

11) TODO LO SUFRE, TODO LO CREE, TODO LO ESPERA, TODO LO SOPORTA.
El amor todo lo cree
El amor verdadero confía. No hay confianza sin conocimiento ni comunicación. ¿Amas a una persona? Entonces confiarás (bíblicamente) en esa persona, te embarcarás en el proceso de conocerla profundamente, sin horrorizarte ni espantarte, ni impacientarte por lo que encuentres. No pierdas de vista que tú también eres pecador, débil, frágil y necesitado de la gracia de Dios. Te comunicarás con esa persona, sin asumir cosas, sin pensar por la otra persona. El amor verdadero confía, cree y se expresa. Es tan desagradable notar que no confían en nosotros.

5 Así ha dicho Elohim: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Yáhweh. (Jeremías 17:5)

La confianza bíblica es cuando ponemos a Dios en medio de una relación, y a través del Señor esa relación se preserva. Si nuestro corazón se aparta de Dios para confiar en otra persona, entonces viene la maldición.

El amor todo lo espera
El amor verdadero es capaz de esperar el tiempo que sea necesario y el tiempo es una de las mayores pruebas para el amor. ¿Amas a una persona? Entonces serás capaz de esperar pacientemente por esa persona. La impaciencia, la ansiedad son evidencias de un amor distorsionado, es egoísta y quiere a la otra persona solo para satisfacer su ego. El amor verdadero sabe esperar y siempre tiene esperanza.

El amor todo lo soporta
Es la respuesta de uno mismo hacia las circunstancias, denotando perseverancia al enfrentar dificultades. Se refiere a la respuesta de uno mismo hacia la gente, que denota el soportar pacientemente las fallas y aún las provocaciones de otros sin vengarse o responder. Por lo cual, el amor aparte de ser muy paciente con la gente es paciente también con las circunstancias. Espera pacientemente sin caer en dificultades.

 Conclusión: TODOS NECESITAMOS SER PERFECCIONADOS EN EL AMOR y sólo Dios 
puede hacer ésto, pero requiere un gran ESFUERZO y una resolución o decisión personal, la voluntad de querer obedecer a Dios. Si has sido confrontado con éste estudio, entonces necesitas perfeccionarte en el amor, pero, aplicando sabiduría, porque amor NO SIGNIFICA QUE UNO SE DEJE ABUSAR, o PERDER LA DIGNIDAD. Por ello es que tanto necesitamos la guía y la sabiduría del Ruaj Hacodesh (Espíritu Santo) que nos enseñe amar, pero que también nos enseñe a poner límites.
Concluyendo esta parte, vimos que el amor necesita ser trabajado, ejercitado  y es el producto de andar en la nueva naturaleza, o sea siendo una persona espiritual. Cuando tenemos una vida de oración, de estudio y conocimiento de la Palabra y ejercitamos los dones, entonces el AMOR en nosotros se perfecciona y es a la manera que Dios lo desea. Es la única manera.




VER COMENTARIOS EN EL FACE. https://www.facebook.com/cristina.blancramirez/posts/1730637207169966



EL GRAN obstáculo a las Oraciones. 
Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, es SUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de no hablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino que CAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICIÓN. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intolerancia deben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un gran fracaso. De ahora en adelante cambiará el lenguaje a lenguaje de BENDICIÓN y se declarará la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito y contienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRÁN LAS ORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA las oraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luego mas tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en su lenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que hay muchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve.
 El lenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestro lenguaje cotidiano.


Miles de personas liberadas, miles sanadas, miles restauradas......
Si has recibido bendición a través de nuestro ministerio, extiende tu generosa 
mano hacia nosotros. Necesitamos de tu ayuda!


Puedes dar tu ofrenda o donación a través de WESTERN UNION a nombre de : 
María Cristina de Fatima Blanc Ramírez
Ciudad: Memphis ;  Estado: TN ;   País: USA. 

ó Directamente con Tarjeta de Débito, Crédito, o Tarjeta de Regalo (Gift Card) Aquí




Cristina Blanc-Ramirez. 
~ Sierva de Jesús el Yeshúa Hamashiaj~ 
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé
Casa de Oración en Misión Avivamiento. 
mision-intercesion1usa@hotmail.com  
901-628-5642 Memphis. TN. USA





Post a Comment

© Crecimiento y Madurez Espiritual.