Saturday, July 18, 2009

MADUREZ espiritual y los sentidos. MITOS sobre la Madurez Espiritual.

COMUNIDAD DE GUERREROS ESPIRITUALES
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé

Madurez Espiritual y los SENTIDOS.
Mitos sobre la Madurez Espiritual.

Los que han alcanzado madurez tienen los sentidos ejercitados... ¡Y sólo para éstas personas es el "alimento sólido"! Dice la Escritura "...pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal." Hebreos 5:14
Habla de los sentidos. Pablo dice que es posible que sólo la persona madura sabe discernir entre el bien y el mal con sus sentidos ESPIRITUALES, y realmente así es, porque es madura y tal discernimiento es un señal de ésta madurez. Los cinco sentidos son el oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto, esto puede traducirse a lo espiritual también.

La persona madura anhela retos espirituales, quiere crecer en su fé y en su dependencia de Dios, 
tiene una fé activa en lugar de apatía, dudas y desánimo. Tiene experiencias y sentimientos evaluados a la luz de las Sagradas Escrituras. La persona inmadura desea ENTRETENIMIENTO, siempre opina, se queja, tiene esfuerzos mediocres, sus emociones son muy variables, vive por lo que siente y no por lo que sabe de la Palabra. Como permanecer y crecer: mantén tu pasión espiritual. Mantén tu primer amor, ésto te conservará en el camino correcto. Necesitamos dejar la leche espiritual, necesitamos avanzar pero, el alimento sólido está determinado por nuestro crecimiento espiritual. O sea, que recién cuando ya hemos crecido podemos nutrirnos con el alimento sólido.
Con frecuencia queremos comer del banquete de Dios pero no sabemos como hacerlo. Ocurre lo mismo que con los niños. Hay muchas cosas que no les gustan a los niños. Ellos no disciernen que es lo mejor para su salud, sólo saben lo que es sabroso. Van movidos por sus emociones, sólo dan gusto a su paladar, no importa lo que sea nutritivo, no importa su salud. Hay mucha gente adulta así, que come mucha comida espiritual chatarra. No entienden que eso es malo, que a la larga les va a enfermar y les puede matar. Es porque les falta la pasión y el deleite serio por el estudio de las Sagradas Escrituras. Nomás se conforman con lo que escuchan, se acomodan y no tienen un entendimiento renovado ni transformado, por lo tanto no pueden comprobar cuál es la buena, agradable y perfecta voluntad del Creador.

Qué son los 5 sentidos espirituales, y cómo deberían estar funcionando.

El OÍDO: La persona madura a veces cierra sus oídos para no oír corrupción; "El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias (= la persona madura no disfruta oyendo mentiras, quejas, chismes, propuestas corruptas; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, 
y sus aguas serán seguras." (Isaías 33:15-16)

De la misma cosa habla en otro pasaje: "Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de
 él mana la vida." (Proverbios 4:23) "Guardarse sin mancha del mundo" y "guardar el corazón" 
en la práctica es no participar, no oír, no ver cosas impuras o inmundas.

Tristemente, muchas veces la persona inmadura tapa sus oídos, no de las cosas dañinas, sino de la palabra de Verdad; "¿A quién hablaré y amonestaré, para que oigan? He aquí que sus oídos son incircuncisos, y no pueden escuchar; he aquí que la palabra del Señor les es cosa vergonzosa, no la aman." (Jeremías 6:10)
A los inmaduros no les es interesante la palabra de Dios, piensan que es aburrido, tienen vergüenza de eso y hasta lo rechazan, como se dijo antes, "prefieren tener entretenimiento". Son muy básicos, están muy en la superficie, viven agitados por emociones.
Mientras que el creyente maduro "no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la LEY (Toráh) de Dios está su delicia, Y en su LEY (Toráh) medita de día y de noche."(Salmos 1:1-2)

El maduro tiene hambre genuina de la Palabra de Dios, hambre de la Justicia y de la Verdad. Ama cosas sanas, prefiere no escuchar chistes sucios o música o telenovelas/películas mundanas, porque sabe que éstas cosas no edifican su alma, sino que sirven de estorbo.
Una advertencia grave de las consecuencias de "tapar los oídos" de la palabra de Dios: puede tener como consecuencia el endurecimiento total del corazón; "Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; y pusieron su corazón como diamante, para no oír la LEY ni las palabras que el Señor de los ejércitos enviaba por su Espíritu."(Zacarías 7:11)

Y cuando se hace ésto, puede ocasionar comportamiento violento: "Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él." (Hechos 7:57)
La MÚSICA: La persona madura sabe discernir entre buena y mala música, entiende que la música no es neutral sino afecta para bien o para mal. De hecho podríamos considerar a la música como una expresión del arte, pero no olvidemos que la música BÁSICAMENTE fue creada para adorar a Dios. Así que la música no está en un nivel neutral, siempre afecta para bien o para mal, a veces atrae a ángeles y a veces atrae demonios. La música tiene una importancia ESPIRITUAL.
El oído de las personas maduras es sensible para oír y cumplir las necesidades de sus prójimos, no "cierran su oído al clamor del pobre" (Proverbios 21:13), hacen sensiblemente todo lo que el Espíritu de Dios que habita en ellos les exhorta. Tienen oídos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal, hasta tienen el verdadero don de "discernir los espíritus", disciernen la voz de Dios, la de su propia carne y la del diablo.

La VISTA: La persona madura "cierra sus ojos para no ver cosa mala"(Isaías 33:15). ¡Esto está bien claro! El mundo en que vivimos es muy visual; los medios de comunicación y toda la industria de entretenimiento está basada en el poder de manipulación de las imágenes. La persona madura lo percibe. A veces el mensaje parece bueno, pero detrás hay una mala intención.

Muchas veces, las imágenes están destinadas sólo para una cosa, para agradar a nuestra carne, para estimular sentidos sensuales, o sencillamente darnos lo que queremos, y ésto es casi siempre contra la santa voluntad de Dios. El no quiere que atendamos nuestros deleites.
Imposible es que un creyente maduro se exponga intencionalmente a la televisión, películas, juegos, internet, o a entretenimientos para perder tiempo. Pues todo eso es muy vacío y todo resulta en una verdadera pérdida de tiempo. La persona madura no está interesada en "entretenimientos" sino, como se dijo ya antes, anhela retos espirituales, quiere crecer en el conocimiento de la Palabra, en su fé y en su dependencia de Dios.

La persona inmadura, no sabe controlar sus ojos, claro, dependiendo de nivel de su madurez, sino normalmente sigue su propio morbo.
Dios dice: "Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verguenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas." (Apocalipsis 3:18)
¿Ver qué? Ver la VERDAD, darse cuenta del error, comenzar a comprender al fin cómo es el REINO del Dios, darse cuenta que debe cambiar, darse cuenta de la magnitud y el compromiso que representa seguir a Yeshúa. Comenzar a desear obedecer la Palabra en forma profunda y recibir sus consejos.

"Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces."
(Jeremías 33:3)

La persona madura a veces vé cosas que no podemos ni imaginar, vé con ojos de Dios,...

El GUSTO: representado por la lengua, y con ella muchas veces bendecimos a Dios y maldecimos
 a los hombres. Las madurez espiritual implica hablar así:

6 Escuchad, porque voy a decir cosas excelentes, voy a abrir mis labios para cosas  rectas. 7 Porque mi boca dice la verdad,  y mis labios abominan la impiedad. 8 Justas son todas las razones de mi boca: nada hay en ellas perverso ni torcido; 9 todas son claras para el que entiende y rectas para los que han hallado sabiduría. (Proverbios 6:8-9)

Todas estas cosas son para " los que han hallado sabiduría, o sea M-A-D-U-R-E-Z, así lo dice este pasaje. Si quieres saber si una persona está madura espiritualmente, escucha lo que habla. Sus palabras son excelentes, llena de sabiduría, amor. No hay amargura ni dolor en ellas. No maldice a los demás. No se dá a la gritería, ni a los pleitos.
Hay personas que me han dicho: "No le deseo mal a fulano pero quiero que Dios le de un trato muy fuerte para que aprenda. Quiero que le dé un buen escarmiento y le haga pasar por algo muy duro. Dios, dale duro, muy duro , si es posible hazle pasar hambre, para que aprenda. Que ninguna puerta se le abra, que nadie le tenga compasión, que sufra como a mi me hizo sufrir para que aprenda....."
Hermanos: esto es m-a-l-d-e-c-i-r. Nosotros no podemos enseñar a Dios qué hacer con nuestro hermano. El es Todopoderoso y sabio, el no necesita de nuestro consejo.
Lo que estoy dando es sólo un ejemplo, apenas. Pero déjeme decirle que la gente maldice con bastante frecuencia, y sin darse cuenta y se maldice también así misma, cuando declara, por ejemplo que no le va a alcanzar el dinero, que las cosas no van a salir, que su enfermedad empeora cada día mas, es decir, toda palabra negativa es maldición, toda palabra de derrota es maldición, toda palabra de desánimo o AMARGURA, es maldición, por eso damos los ejemplos.
Hay poder y autoridad en lo que hablamos, entonces por qué nos cuesta tanto hablar como éste pasaje de Proverbios 8:6-9 que hemos visto?

El OLFATO: La persona madura tiene también su olfato ejercitado en el discernimiento del bien 
y del mal; no le agrada el olor del alcohol, ni de la mariguana, ni de otras cosas dañinas y pecaminosas. No le agrada el olor de los antros. Huele la corrupción aunque todo parezca bonito 
o inofensivo. Y huele al enemigo de lejos, ésto es en un sentido espiritual. Hay lugares aparentemente limpios pero huele a nauseabundo, o a podrido u olores azufrados. Puede que todo parece bien, se oye bien, pero hay "un olor" de la presencia del enemigo. Entonces el creyente dice: "-Ésto me huele mal, no gracias-".

El TACTO.  15 Y al pasar un espíritu por delante de mí, Hizo que se erizara el pelo de mi cuerpo. (Job 4:15)  La persona madura tiene también su tacto espiritual ejercitado en el discernimiento del bien y del mal, es increíble pero así es. Es algo llamativo, a veces que cuando hay presencia de inmundos la piel se pone sensible y queda como "piel de gallina". A veces se siente un frío extraño en un lugar. Otras veces se siente como que un "viento" desagradable pasa por cerca. O sea, a veces, el cuerpo discierne presencia inmunda  con algún tipo de incomodidad. La persona madura no esta viendo inmundos por todos lados, tiene un equilibrio y sabe perfectamente por el lenguaje de su tacto (cuerpo) cuando hay una cercanía de espíritus malignos o de demonios.

Conclusión. Dice la Escritura:
"Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Mashiaj (Cristo), vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.
Hermano, si has entregado tu vida a Mashiaj (Cristo) y constantemente buscas Su voluntad y la pones en práctica en tu vida, no te preocupes, "vas adelante a la perfección". ¿Por qué no oramos a Dios y que revise tu nuevo nacimiento y los que ya nacimos que nos ayude a madurar?

"Padre Santo tú conoces nuestros corazones, conoces nuestra vida y siempre existirá la posibilidad en una iglesia de tener gente que esta aquí pero no es de aquí, que es miembro de la iglesia pero no está inscrito en el libro de la vida, que vá, participa, hasta dirige ministerios pero nunca tuvo un encuentro personal contigo...porque nunca ha nacido de nuevo, nunca ha madurado.
Padre, para aquéllas personas queremos orar que tu Ruaj Hacodesh (Espíritu Santo) quebrante sus corazones, para que te busquen con sinceridad, con honestidad, que evalúen si el problema es ése, 
y si es así, hazles entender que solo Mashiaj (Cristo) puede transformar sus vidas. Y para aquéllos que ya han nacido de nuevo o que ya hemos nacido de nuevo pero nos hemos estancado o hasta hemos retrocedido....Perdónanos Señor. Nos arrepentimos de nuestra inmadurez espiritual.
 Padre, ayúdanos a nunca dejar de crecer y aprender y de seguir desarrollando nuevos ministerios 
y Señor en la toma de decisiones permítenos mantener la pasión espiritual de hacer las cosas como para tí, en tu poder y a la manera tuya. Oramos para que nos bendigas y nos des tu gracia y tu misericordia para este proceso que terminará cuando volvamos al lugar celestial. En el nombre 
de Yeshua Hamashiaj (Jesucristo) oramos. Amen."

El DISCERNIMIENTO del BIEN y del MAL
Te gustaría tener los sentidos ejercitados para discernir entre el bien y el mal? 
(1) Muchas veces estamos en situaciones donde todo parece  bonito. Sin embargo, no tenemos paz, parece que algo no está bien. Tenemos como un malestar, una alerta encendida. Ese discernimiento sólo viene con la madurez espiritual. No es don de sospecha, sino una certeza genuina de que algo no está bien.  El verdadero creyente, cuando ha madurado, discierne perfectamente las situaciones espirituales y puede oler lo malo, aunque todo parezca bonito.

(2) El verdadero creyente, cuando ha madurado, discierne perfectamente la maldad en una persona y también la trampa. No se trata de andar desconfiando de todos, se trata de que puedes leer el corazón de la gente a través del Ruaj Hacodesh y por la sensibilidad que pone en nosotros. Dice la Palabra que el Ruaj Hacodesh nos guiará a toda la VERDAD  (en todos sus aspectos: la revelación de la Palabra, advertencia en situaciones de peligro, trampas, toma de decisiones, la revelación de las cosas que van a venir)

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 
(Juan 16:13)

Para saber lo que debes hacer en una situación, debes conocer la Palabra, porque el Espíritu Santo, te habla sólo a través de la Palabra. Una vez cuando visité a una persona, al llegar a su casa el Espíritu Santo trajo a mi  mente: 5 Así ha dicho YHWH: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de YHWH. (Jeremías 17:5)

Era obvio que el Señor me estaba advirtiendo sobre la persona, que aparentaba muy buena persona, de mucha moral, y luego con el tiempo pude comprobar cuánta verdad hubo en ésa revelación. La persona en cuestión era perversa. El Señor trae a tu mente versículos de la palabra, porque la Palabra es VERDAD, y el Espíritu Santo te guía a la verdad siempre. Es imposible ser guiado por el Ruaj Hacodesh, si no conoces la VERDAD, o sea la Palabra.

(3) El verdadero creyente, cuando ha madurado, cada vez que tiene que tomar una decisión, sabe 
lo que está bien y lo que está mal, y tiene rapidez en la respuesta. Qué es lo que nos capacita para tener discernimiento del BIEN y del MAL?  He aquí el texto clave:

17 He aquí, tú tienes el sobrenombre de judío, y te apoyas en la ley (Toráh), y te glorías en Dios, 
18 y conoces su voluntad, e instruído por la ley (Toráh) apruebas lo mejor 19 y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, 20 instructor de los indoctos, maestro de niños, que tienes en la ley la forma de la ciencia y de la verdad. (Romanos 2:17-20)

La clave para aprender a hacer diferencia entre lo bueno, lo malo, lo justo, lo injusto, la luz y las tinieblas es el conocimiento de la Toráh. Ésa la clave para no tomar ni una sola decisión equivocada en la vida. No nada más no se trata de conocer y discernir entre lo bueno y lo malo, a veces eso es muy obvio, es relativamente fácil. Lo que es más difícil es discernir entre lo bueno y lo mejor. Cuando tienes muchas opciones y todas son buenas, siempre hay una mejor de todas, discernir eso es muy difícil. Para decidir rapidísimo debes ser experto en la Toráh. Sólo así vas a tomar siempre la mejor decisión. Cuando uno está familiarizado con la Toráh, ya sabe discernir entre el bien y el mal, entre de lo bueno, lo mejor. 


MITOS SOBRE LA MADUREZ ESPIRITUAL
Mito #1 sobre la madurez: El crecimiento espiritual es automático una vez que hayas hecho 
la oración de fé. La verdad es que después de recibir el regalo gratuito de la salvación, debes comenzar a obedecer la Toráh, para ser perfeccionado en la santidad. Es lo que Pablo hacía 
cuando había nuevos creyentes. Así que la Toráh no es para salvación sino para santificación.

23 Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba 
y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés (Toráh)  como por los profetas. (Hechos 28:23)

Muchas iglesias creen en este mito porque no tienen un plan organizado para comunicarse 
con los recién convertidos ni ninguna estrategia comprensiva para desarrollar en madurez a los miembros a través de estudios sistemáticos de la Palabra de Dios. Dan por sentado que los cristianos automáticamente madurarán si asisten a los cultos de la iglesia.
Lo cierto es que el crecimiento espiritual es intencional. Exige dedicación y mucho esfuerzo el 
crecer espiritualmente. La persona debe desear crecer, decidir crecer, y hacer un esfuerzo para crecer.

Mito #2 sobre la madurez: El crecimiento espiritual es místico, y la madurez la logran sólo unos cuantos elegidos. Lo cierto es que el crecimiento espiritual es muy práctico y es una cuestión de decisión. Cualquier creyente puede madurar si desarrolla los hábitos necesarios para el crecimiento espiritual. Pablo con frecuencia comparaba la preparación para la vida cristiana con la manera en que los atletas se preparan y se mantienen en buena forma física. Es necesario que quitemos el misterio del crecimiento espiritual enseñando que todo depende de la pasión, la perseverancia y la disciplina.

Mito #3 sobre la madurez: El crecimiento espiritual puede ocurrir instantáneamente si tan solo se logra encontrar la clave correcta. Muchos cristianos sinceros pasan toda su vida buscando sinceramente una experiencia, una conferencia, un avivamiento, un libro, una cinta, o una sola 
verdad que los transforme instantáneamente en un creyente maduro. Su búsqueda es inútil. Lo cierto es que el crecimiento espiritual es un proceso gradual de desarrollo. No hay atajos en el camino a la madurez, no se pueden quemar ni saltar etapas, no hay una forma de encontrar de repente la fórmula o la clave que te hace disparar hacia el estrellato.

Mito #4 sobre la madurez: La madurez espiritual se mide por lo que se sabe.
Muchas iglesias evalúan la madurez espiritual solamente a base de cuán bien usted pueda identificar personajes bíblicos, interpretar pasajes bíblicos, citar versículos bíblicos, y explicar la teología bíblica. Aunque el conocimiento de la Biblia es fundamental para la madurez espiritual, no es la medida total de ella. Lo cierto es que la madurez se demuestra más con el comportamiento que con las creencias. La vida cristiana no es solo un asunto de credos y convicciones; incluye la conducta y el carácter, siendo esto el aspecto más importante a demostrar a los hermanos.

Mito #5 sobre la madurez: El crecimiento espiritual es un asunto personal y privado.
Esta es una aberración americana con la verdad. La idolatría del individualismo en nuestra cultura
 ha influenciado la manera en que pensamos sobre el crecimiento espiritual. Mucha de la enseñanza sobre la formación espiritual se basa y se concentra en el yo, sin ninguna referencia a nuestra relación con los demás cristianos. Esto es totalmente no bíblico e ignora mucho del Nuevo Testamento. El Señor nos manda a congregarnos en varios textos bíblicos. El nos manda a crecer en medio de situaciones que pasamos con los demás, pues lo que más desea es que amemos y ayudemos a los demás. El no quiere que seamos lobos solitarios. Lo cierto es que los cristianos necesitan de las relaciones para crecer. No crecemos en el aislamiento, sin lo demás. Como limaríamos las asperezas? Nos desarrollamos en el contexto de la confraternidad.

Mito #6 sobre la madurez: Lo único necesario para ayudarle a crecer es el estudio bíblico. 
Muchas congregaciones han sido establecidas sobre este mito. Son las "iglesias de sala de clase".
Lo cierto es que son necesarias una variedad de experiencias con Dios para producir la verdadera madurez espiritual. Además del estudio bíblico, son necesarias las experiencias de adoración como las celebraciones de las Fiestas y sus descansos, el Shabbat, la santificación por medio de comer comida limpia, la confraternidad, el evangelismo.
En otras palabras, el crecimiento espiritual ocurre como resultado de la participación en todos los cinco propósitos de la congregación. Los cristianos maduros hacen más que estudiar la vida cristiana –la experimentan-. Tome la decisión de hacer cambios. Hay algunos aspectos importantes acerca de los cambios, y son los siguientes:
Comience con usted mismo. Mateo 7:3: ¿Por qué miras la paja que esta en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que esta en tu propio ojo?

a-No espere a que otros cambien. Empiece con usted mismo y el resto de las personas a su alrededor comenzaran a cambiar. ¿Qué es lo que causa que las personas cambien? Cuando yo cambio, cambia todo a mi alrededor.

b-Un cierto grado de incomodidad. Cuando las personas ya no se sienten cómodas en el lugar donde están, buscan cambios. Por ejemplo, las personas que se sienten incomodas con el nivel que se encuentran, deciden buscar alimento y crecer.

c-Cuando las personas sienten dolor. Las personas son movidas a grandes cambios cuando la situación en que se encuentran les duele, y como resultado, comienzan a cambiar.

d-Los problemas aumentan cuando las personas no cambian. Tarde o temprano usted necesita cambiar para que los problemas no sigan creciendo. La madurez espiritual comienza con cada uno de nosotros. ¡ahora mismo, tome la decisión de crecer y de ir a otro nivel!

Estudio Relacionado: El ALIMENTO SOLIDO


Miles de personas liberadas, miles sanadas, miles restauradas......
Si has recibido bendición a través de nuestro ministerio, extiende tu generosa 
mano hacia nosotros. Necesitamos de tu ayuda!


Puedes dar tu ofrenda o donación a través de WESTERN UNION a nombre de : 
Cristina Blanc Ramírez
Ciudad: Memphis ;  Estado: TN ;   País: USA. 

ó Directamente con Tarjeta de Débito, Crédito, o Tarjeta de Regalo (Gift Card) vía PAYPAL, arriba en la parte derecha superior.
 
Cristina Blanc-Ramirez. 
~ Sierva de Jesús el Yeshúa Hamashiaj~ 
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé
Casa de Oración en Misión Avivamiento. 
mision-intercesion1usa@hotmail.com  
901-628-5642 Memphis. TN. USA    

2 comments: